El delantero mexicano dejó atrás su mala racha y ya escala peldaños para convertirse en el máximo anotador de su equipo.