El ex americanista volvió a brillar en el Wolverhampton, en una jornada para el olvido para las escuadras de los jugadores aztecas.