El Tottenham logró empatar de manera casi inmediata gracias a un gran centro de Heung-Min Son que Davies mandó al fondo de las redes.