Previo al choque entre Leicester City y Chelsea, el mediocampista francés recibió una cálida bienvenida de Claudio Ranieri.