Disparo de primera de Charlie Austin con mucha potencia que detiene Jordan Pickford y salva al Everton.