El entrenador del Tottenham llama a sus jugadores a creerse que pueden ser serios aspirantes al título en la Premier League.