El delantero inglés de Stoke City anotó un gol con la mano, muy parecido al del Diego. ¿Habrá sido también un regalito de Dios?