Christian Eriksen recibe balón tras jugada preparada pero dispara débil y se pierde el gol en partido ante el West Ham.