El director técnico del Manchester City sabe de su estilo de juego y que no le puede funcionar a otros equipos.