El entrenador catalán respaldó a sus jugadores tras la sorpresiva derrota del Manchester City en la última jornada de la Premier League.