Ashley Williams expulsado como último recurso al desviar con su mano el balón que tenia destino de gol.