Divock Origi toma la lanza y se manda al ataque por la banda izquierda y su centro es controlado por el portero del Watford Heurelho Gomes.