Ataque por la banda izquierda de David Silva, que tira un centro peligroso al corazón del área del Liverpool, y primero, Raheem Sterling se lo pierde luego Fernandinho dispara apenas desviado.