Espectacular jugada del Liverpool que merecía terminar en gol, pero el capitán del Liverpool, James Milner, se pierde una oportunidad única frente a la portería.