Partido sin jugadas de riesgo pero dentro de la tranquilidad de los porteros el argentino Claudio Yacob despeja la pelota con un lujo que dejo boquiabierto a más de a un hincha del West Brom.