Mourinho no le encuentra la vuelta al partido ante el West Bromwich y habla con su cuerpo técnico para revertir el apático empate en su propia casa.