El técnico del Manchester United, José Mourinho, aseguró que no tiene ningún problema con su colega Arsené Wenger, entrenador del Arsenal, “Siempre nos damos la manos antes y después del partido” comentó.