El entrenador del United reconoció los problemas de su equipo mientras se acerca el clásico de Manchester.