Jugada calcada como el primer gol del Chelsea. Centro preciso de Cesc Fàbregas para Marcos Alonso que fusila a Brad Guzan y el balón se le escurre entre las piernas.