Chelsea sale con toda en el segundo tiempo en busca del gol del empate y en un potente remate de Diego Costa casi convierte pero Hugo Lloris ataja de manera magnifica.