La defensiva jugó en contra de los “Citizens” y en contra parte las genialidades de Harry Kane le dieron el triunfo al Tottenham.