Ocho de los diez primeros clasificados de la Premier han escrito al TAS para evitar que los "citizens" apelen la sanción de la UEFA.