La razón por la que los Reds no tendrían en sus manos el galardón original de la Premier League en caso de conquistar el título.