El tanto 37 del noruego tendrá que esperar, luego de que el VAR ahogó lo que hubiera sido el triunfo de los Cityzens ante el Brighton.