El guardameta de los “Reds” y su hermano Muriel, cancerbero del Fluminense, sufrieron la dolorosa pérdida de su papá.