El crack del City ha sufrido en sus carnes los insultos racistas y tiene una propuesta para acabar con ellos para siempre.