El futuro del brasileño se aleja de Alemania cada día más y al mismo tiempo se acerca a Inglaterra, donde rindió al más alto nivel.