Se despierta el Arsenal y en una jugada colectiva en ataque dejan el balón al chileno Alexis Sánchez que cuando se saboreaba el gol aparece el defensa Robert Hunt y evita que el balón fuera gol.