Por primera vez en la historia los cuatro finalistas de las competencias europeas son todos de una misma liga. Frente a los Wolves, flaquearon.