Conmovedora llamada, donde Giroud, Rudiger y Gianfranco Zola le alegran el día estos hermanos que se recuperan de un trasplante de riñón.