La temporada del Liverpool terminó sin campeonato en la Premier League, pero con unos números impresionantes. ¿Habría que olvidarla o recordarla?