Horarios

Es de lo más loco del fútbol en la última década. Pero más loco aún es que los jugadores nunca la usarán, pero los fans sí la podrán comprar.