El entrenador del Everton se mostró contrariado luego que el árbitro adicionara ocho minutos de descuento.