El entrenador del Liverpool aseguró que la apuesta por el atacante le dio buenos dividendos en el derbi.