El centrocampista francés se ausentó de la última práctica “Blue” por miedo a contagiarse. Había ido el día anterior a entrenar.