Tras un penal cometido a Harry Maguire (Hull City), Junior Stanislas convierte el primer gol para Bournemouth.