Tras un centro al área del arco defendida por Artur Boruc su compañero Joshua King estuvo cerca de convertir lo que sería un gol en contra a favor de Swansea City.