Jesse Lingard se escabulle de la defensa del Sunderland y saca un potente remate, pero el portero Jordan Pickford se viste de héroe.