Marc Albrighton se roba un balón en la mitad de la cancha, corre por toda la banda izquierda y pone un pase quirúrgico para Jaime Vardy, quien saca un zurdazo al ángulo para perforar la red.