Tras varios rebotes en el área y una jugada insólita, Sergio Agüero marca un gol rarísimo para darle vuelta al marcador y dejar al Man City a las puertas de una victoria muy sufrida.