Una falta infantil de Clichy resulta en un penal para Leicester City, pero a la hora de de cobrar el penal, Mahrez, dio dos toques y el árbitro anuló el penal.