Serge Aurier anotó el 0-2 tras un potente derechazo pero el VAR entró en acción y anuló el tanto por fuera de juego milimétrico.