Espectacular contragolpe de Liverpool, Alexander-Arnold saca un potente centro y el balón toca a Chris Wood para irse por arriba del portero.