Ya en tiempo de descuento el Manchester United logra un agónico empate desde los 12 pasos gracias a un potente disparo de su estrella Zlatan Ibrahimovic.