Despues de 31 fechas, el Middlesbrough sumó un descalabro más a su historial y se mantiene en zona roja de descenso en el penúltimo puesto de Premier League.