Salida rápida del Leicester que terminó en el área chica del Burnley, y luego de un rebote Harvey Barnes le pegó abajo y puso el empate.