Después de la victoria ante el Bournemouth por marcador de 1-3, Pep Guardiola se siente satisfecho con el accionar de sus pupilos.