El Manchester City sigue pasando por un mal momento y es que solo ha ganado en dos oportunidades de sus últimos cinco encuentros, Guardiola cree que está difícil más no imposible.