Claudio Yacob comete un grave error en la mitad de la cancha, roba muy bien Philippe Coutinho y habilita a Roberto Firmino, quien remata de zurda perdonando al West Brom.