Jugada en ataque del Arsenal que el balón le cae a Granit Xhaka que saca un fuerte disparo que con su fortuna se desvía en la espalda de Ander Herrera para dejar sin oportunidad alguna a David de Gea.